beelsamen.webcindario.com

Estas en:                     

La Página de Piccard, El Marqués                    

 

 

========

Mapa de

la Página

Fotos de

mi País

Para

Leer

Para Pensar

Para Escuchar 

y cantar

Viajeros

del Tiempo

 

Biblioteca de lo extraño

Premios

Halagos

y

Vínculos

a WEBs

Regalitos

 y

Libro de

Visitas

4

 

 

==========

 

Para Escuchar y Cantar V 

==============================================================================

 

  El Día Que Me Quieras

 

 

 

  Esta bellísima composición que están escuchando, es un

  tango canción del año 1935 cuya letra ha sido creada por

  Alfredo Lepera, basada en una triste historia con su novia.

  Carlos Gardel,  la complementó cumplidamente , con una 

  emocionada música, que después cantó y que hizo que tal 

  vez sea la composición argentina mas conocida del mundo.

  

  Para aquellos que quieran entonarla, transcribimos aquí

  sus versos.

 

 

  Acaricia mi ensueño

  el suave murmullo, 

  de tu suspirar.

  como ríe la vida

  si tus ojos negros, 

  me quieren mirar.

 

  Y si es mío el amparo

  de tu risa leve, 

  que es como un cantar 

  ella aquieta mi herida

  todo todo se olvida....

  

  El día que me quieras

  la rosa que engalana

  se vestirá de fiesta

  con su mejor color.

  Al viento las campanas

  dirán que ya eres mía

  y locas las fontanas

  se contarán su amor...

  

  La noche que me quieras

  desde el azul del cielo

  las estrellas celosas

  nos mirarán pasar

  y un rayo misterioso

  hará nido en tu pelo

  luciérnaga curiosa que verá

  que eres mi consuelo...

  

  El día que me quieras

  no habrá mas que armonías

  será clara la aurora

  y alegre el manantial

  traerá quieta la brisa

  rumor de melodías

  y nos dirán las fuentes

  su canto de cristal

  El día que me quieras

  endulzará sus cuerdas

  el pájaro cantor

  florecerá la vida

  no existirá el dolor

  

 

 

 

 

 

Volver a la página principal

font color="#FFCC00" size="2" face="Lucida Calligraphy">  no existirá el dolor