Estas en:                     

La Página de Piccard, El Marqués                    

========

 

  Mapa

  de la

Página   

 

                   Fotos 

    de    

  mi pais

  

   Para  

    Leer

  

   Para 

   Pensar

   

  Para   Escuchar

y Cantar 

  

 Viajeros

del tiempo

  

 Premios

yHalagos

 

Regalitos

y Libro

de Visitas

   

 

Para Leer III

 

 

Cupido, una historia de amor...

........................y una enseñanza

 

Hijo de Venus, dios del amor, pequeño

dios de eterna juventud, que tenia la misión

de disparar sus dardos invisibles rectos al 

corazón de los dioses y de los mortales, 

inflamándolos de amor.

 

-Se lo representaba desnudo, para indicar 

el desprendimiento de los amantes

 

-siempre niño, para mostrarnos su poco 

juicio y reflexión.

 

-Con una venda en los ojos, para significar 

la ceguera de los amantes

 

-y con alas, para darnos a entender que la

imaginación no tiene barreras cuando de

conseguir deseos se trata, y lo inconstante

y voluble del amor.

 

La historia comienza cuando una princesita 

muy hermosa, llamada Psiquis ( palabra 

griega que significa alma), que atesoraba tanto, 

bondad como belleza, llegó a despertar tanta

admiración en los hombres, que estos

olvidaron rendir  a Venus el tributo que

antes le ofrendaban.

 

Sus padres, queriendo conocer el porvenir que

le estaba reservado a la princesita, consultaron

a la pitonisa de Mileto, la que, por instigación

de la vengativa diosa Venus, les ordenó que

ocultaran a su hija en la cumbre de una

escarpada roca, para librarla de un monstruo

que la haría infeliz y desdichada.

 

Los padres cumplieron al pie de la letra la orden

de la pitonisa y la abandonaron en el lugar

indicado, luego de lo cual, la princesita, rendida

de cansancio se durmió.

 

Durante el sueño, por orden de Cupido, el Céfiro,

la trasladó a un suntuoso palacio de cristal,

donde la princesita pasaba el día en completa

soledad y aislamiento, y la noche entregada

a las delicias del amor, en los brazos de aquel

terrible monstruo, que no era otro que Cupido,

que desaparecía antes del alba, no sin antes

recomendarle que no fuera curiosa y tratara

de no intentar verlo.

 

Pero una noche, no resistiendo mas sus deseos

de conocer a aquel que la hacia tan feliz, tomó

una lamparilla  de aceite, que acerco a su cuerpo,

la encendió y emocionada a la vista de tan

hermoso amante,  inadvertidamente volcó unas

gotas de aceite caliente sobre el cuerpo de Cupido,

quien despertó y huyo de aquel lugar, el que

automáticamente se transformo en la solitaria

roca donde la habían abandonado sus padres.

 

Al verse sola, la joven se arrojo a un torrente

que estaba al pie de la roca, pero el agua se

convirtió en una tranquila laguna, desde donde

el Céfiro la traslado suavemente a la orilla.

 

Venus, colérica porque la joven había seducido

a su hijo, la persiguió por todos los lugares donde

ella buscaba encontrar a su perdido amante,

hasta que la muerte, felizmente, la liberó de sus

sufrimientos.

 

Como Cupido seguía amándola, la condujo con

el al Olimpo, donde fue perdonada por Venus

y fue reconocida como inmortal por Júpiter.

De su unión con Cupido, nació una hija, que

fue llamada Voluptuosidad.

 

La enseñanza que deja esta historia, alude a la

belleza del alma y a las torturas a que se ve

sometida por su unión con el cuerpo, a las

pruebas que tiene que pasar por esa unión , y

a su inmortalidad y pureza cuando es liberada

de la misma.

 

Grecia y Roma – Diosas

Editorial SEA – 1966

Gonzalo Fernández de León

 

Mas poesía en "Para Leer IV"

==============================================================================

Volver a la página principal

1